Azarosos Placeres 2

El automóvil es un objeto imprescindible en la sociedad urbana contemporánea. Su diseño funcional y formal se relacionan semánticamente con la identidad del individuo que lo maneja. Es un objeto de deseo, cuya velocidad termina por hacerlo tan atractivo como peligroso y la visualización de su destrucción no deja de hablar de la auto-destrucción humana.