Retratos Automovilísticos: Identidad

Los objetos que poseemos hablan acerca de nosotros. De hecho muchos de los objetos que utilizamos acaban además por ser extensiones de nuestro cuerpo, en especial aquellos que usamos como medios para movilizarnos físicamente.

Las obras de la serie Retratos Automovilísticos: Identidad son representaciones pictóricas de diferentes vehículos. Cada uno de ellos fue elegido por su propietario bajo sus necesidades de diseño, tanto funcional como estético y día a día han impreso su subjetividad en ellos. Además cada vehículo está pintado sobre elementos de papel que su mismo dueño proporcionó.

Nuestro interior no está separado de nuestro exterior y, de una u otra manera, nuestra subjetividad se extiende a los artefactos que utilizamos en la vida cotidiana. De esta manera, cada obra de la serie termina por describir la identidad de quienes provienen con sus diferencias de oficios, nacionalidades, intereses y necesidades.